Podemos permitirnos disfrutar de esta etapa cargada de vivacidad!

Atentos a las áreas madera del mapa energético de vuestro hábitat. Partiendo del Centro del espacio, identifica el Este y Sureste, allí empieza a movilizarse una energía con mucho poder, son las áreas que en FS denominamos Trueno y viento.

La energía introspectiva, pausada, casi aletargada con la que hemos convivido en los últimos meses está cambiando. Se puede percibir cómo las estancias, al igual que nosotros mismos, despiertan de su letargo. El viento de la primavera se cuela por las ranuras de puertas y ventanas y moviliza el aletargamiento invernal.

Viento aromático, fresco, sedoso. Nos invita a CREAR

La etapa madera en la vivienda devuelve la vivacidad a las estancias. En casa empezamos a notar que algo está cambiado, algo despierta. El sol amanece con más fuerza, los animales con los que convivimos están más activos, más despiertos. Las plantas de terrazas y balcones empiezan a despuntar pequeñas yemas cargadas de potencial.

Hemos de empezar a notar una sutil sensación renovada y fresca por la casa, vale la pena prestar atención a lo que hemos proyectado en los espacios de la zona Este y Sureste; cómo están decorados, qué usos hacemos de ellos, cómo nos sentimos en estas estancias, dejémonos tocar por los susurros del lugar…. y si algo nos incomoda, sin ninguna duda, pongámonos manos a la obra: ventilar, retirar polvo viejo, mover mobiliario, deshacerse de todo lo que esté roto o deteriorado, seleccionar y prescindir de lo que no usamos, lo inútil que se almacena “por si acaso”, lo que acumulamos por tedio, etc, etc… es momento de despejar y refrescar esas estancias.

Habrá ocasiones que incluso poniendo toda la intención, no podréis transformar ese aroma pesado, esa percepción densa, ese desasosiego sutil, es momento de una pequeña intervención profesional; estamos en una excelente etapa, del calendario anual, para realizar pequeñas acciones que permiten desactivar patrones energéticos pesados.

Hemos de permitirnos disfrutar de la vivacidad energética de las etapas madera del calendario lunar.

LOS VIENTOS DE LA ETAPA MADERA NOS INSPIRAN Y NOS EMPUJAN A PROYECTAR, PLANIFICAR E INICIAR PROYECTOS CARGADOS DE VIDA RENOVADA.

Aquí os dejo algunos vientos primaverales inspiradores.

Feliz etapa madera!.

Viento sutil y genuino. Nos habla de EQUILIBRIO

Viento terroso y tenaz. Nos anima a CONSTRUIR

Viento suave, sutil y armónico: susurra AMOR

BAILA

Viento elegante, fresco y enérgico:
BAILA

SOY AGUA Y FLUYO COMO AGUA

Soy manantial, soy fuente, soy cascada, soy lago, soy río, soy mar, soy niebla, soy hielo, soy nieve, soy escarcha YO SOY AGUA

Estamos terminando el ciclo de AGUA y lo terminamos con una super luna cargada de influjo para nuestro cuerpo y alma. Nuestro espíritu nos recuerda en este final de etapa AGUA, más que en otras ocasiones, que nos dejemos FLUIR, fluir como el manantial, la fuente, el río… el fluir AGUA. Esta super luna nos trae movimiento interno: flujo y reflujo de la marea interna, SOMOS AGUA.

En el hogar, conviene poner en orden las estancias ubicadas en la zona Norte: despejarla de trastos, deshacerse de todo lo que no sea útil y ocupe espacio innecesario. Si hay ubicado un despacho, poner en orden los archivos y documentos importantes e imprescindibles (mejor deshacerse del resto). Limpiar el polvo (sobretodo el viejo, aquel que se acumula por las rendijas y hace tiempo que forma una segunda piel) y airear, airear bien las estancias, activar el área dormida por el invierno, dejar que fluya el agua que resuena por los meridianos del espacio.

YO SOY y como el AGUA fluyo y me transformo.

Mantra activo para el reto de octubre

 

Las últimas semanas de septiembre fueron especialmente intensas, se movió mucha energía, los elementos de la naturaleza rugieron… los humanos también.

La naturaleza tiene sus propios mecanismos de regulación, transita por ciclos cortos y largos que la hacen previsible dentro de su potente imprevisibilidad.

Si la observamos desde esta latitud en la que escribo (el Mediterráneo), lo natural empieza a despojarse del manto externo, a economizar energía; en los próximos meses se replegará hacia el interior de la Tierra.

Así como la naturaleza se apacigua (aunque en estos momentos no conozcamos demasiado acerca de su propia evolución), la humanidad enfrenta un gran reto, apaciguar la cantidad de energía movida durante las últimas semanas… si observamos el ciclo estacional, parece que todo debiera iniciar la desaceleración.

¿Seremos capaces de mantener la serenidad, frente a los movimientos energéticos locales o globales, que como grandes embestidas, nos empujan a una danza interna caótica e imprevisible?

Os propongo ACTIVAR el siguiente MANTRA en vuestro movimiento cotidiano (lo podéis imprimir y leerlo varias veces al día), también podéis atender la propuesta del maestro Thich Nhat Hanh y parar un minuto cada cuarto de hora para respirar y tomar conciencia :

  • Despacito  caminar
  • Slow  Trabajar
  • Poco a poco  hablar
  • Poquito a poquito  cocinar
  • Lento  Viajar
  • Saborear  Cielo
  • Apreciar  Flor
  • Sentir  corazón

Estar    AHORA