La mayoría del tiempo vivimos.

Las condiciones actuales de Vida en espacios urbanos acelerados, tecnología permanente en nuestro ámbito privado, incertidumbre, precariedad emocional, estrés extremo, etc, etc. nos llevan a vivir casi permanentemente desconectados de la alegría y vivacidad.

Los espacios en los que pasamos la mayor parte del tiempo deberían acogernos y ser fuente de recarga y descanso, pero en muchos casos forman parte del problema mismo: VIVIMOS EN ESPACIOS ENFERMOS por sobrecarga de ondas eléctricas, magnéticas, de microondas, mala estructuración de los ambiente, exceso de humedad y ruido, mala ventilación, falta de belleza, desorden, caos, falta de elementos naturales…

La buena noticia es que PODEMOS rescatar nuestros hábitats para la SALUD y el BIENESTAR y además hacer de nuestros espacios, ALIDADOS que potencien nuestra INTENCIÓN, que nos ayuden a avanzar hacia nuestros objetivos personales.

Ahora que ya sabes que TUS ESPACIOS pueden ser un ALIADO o parte del problema y que verdaderamente influyen en la salud, estás en el primer paso para actuar.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *